lunes, 16 de mayo de 2016

Héctor R. Pessina, adiós a un grande



Gracias a un mensaje del amigo y cultor del género Roberto J. Luis no enteramos de la triste noticia del fallecimiento del gran Héctor R. Pessina el pasado 13 de Mayo.
Héctor R. Pessina fue una de las personalidades más célebres de la Ciencia Ficción Argentina, así como un nombre reconocible en el ámbito internacional del género.
Su pasión por la CF comenzó de niño al leer las historias de Venus de Edgar Rice Borroughs. A partir de allí, su carrera en la CF nunca se detuvo: en la década del ’40 aprendió a leer inglés en forma autodidacta y así, comenzó a leer pulps norteamericanos como AMAZING STORIES y cuanta revista incluyera material fantacientífico o futurista, aunque recién hacia fines de la década siguiente daría el salto y su nombre empezaría a cobrar gran relevancia.
En 1957 se presentó junto a un par de amigos aficionados en las oficinas de Editorial Abril y allí quedó aceptado para trabajar como traductor para la importante revista MÁS ALLÁ. Lamentablemente, si bien llegó a traducir dos cuentos, la revista dejó de publicarse justo en esa coyuntura, pero esto solo sirvió para darle más empuje anímico.
Mientras trabajó como traductor, administrativo y radiotécnico, Pessina entonces se puso en contacto con fans de Norteamérica, carteándose, y así inició una duradera amistad con el famoso editor Donald Wollheim. Hacia 1959 dio rienda suelta a una aventura personal: fundó The Lonely Alien Publications, casa editora pequeña con la cual inició sus fan-publicaciones en inglés y castellano, desarrollando un estilo muy propio y particular y haciéndose conocido mundialmente con su nombre y su apodo “The Lonely Alien”. Dicha editorial aún hoy sigue en pie.
Desde ese momento desplegó una carrera fecunda por su incesante actividad dentro de la CF, principalmente a nivel internacional, desde su centro de operaciones en Argentina. Fue también en 1960 cuando una memorable carta suya apareció publicada en la revista norteamericana FANTASTIC de la editorial Ziff & Davis y esto le permitió conocer a más lectores de otros países.
    En esa década del sesenta su labor fue fundamental para nuclear a los aficionados argentinos y en la creación de varios clubes de CF, así como también en la realización de las dos convenciones más grandes hechas en Argentina: una en el Tigre y la otra en Mar del Plata, que supieron tener alcance nacional y congregar a todos los medios de comunicación de por aquel entonces, además de una enorme cantidad de asistentes.
En la década del setenta viajó a los EE.UU. para asistir a un par de convenciones del género, haciendo que nuestro país por primera vez tuviera presencia visible a nivel internacional.
También trabajó como traductor, redactor, director, y asesor literario para editoriales como El AteneoLidiumFantaciencia, etc. y fue corresponsal exclusivo de la revista española NUEVA DIMENSIÓN durante tiempo. Pessina apareció en innumerables publicaciones de EE.UU., Inglaterra, Italia, Alemania, Japón, y el mundo entero. Ha sido invitado a la Ackermansión de Forrest Ackerman, el fan N°1 de la CF mundial, y con el tiempo se especializó, transformándose en un especialista en cine fantacientífico.
Su aprendizaje de otros idiomas como francés, alemán e italiano le brindó una mayor permeabilidad que le hizo entrar en contacto con editores, aficionados y lectores de otros países, desde Alemania a Rusia, desde Japón a Italia.
En la década del ochenta no se quedó quieto: fundó un cineclub de CF en Recoleta, y continuó con la edición de algunos fanzines y revistas, principalmente desde TLA Publicaciones. A partir del 2000 afortunadamente retomó su lado más activo y ha asistido a varios encuentros del género, en algunos como invitado estelar, como en el Encuentro de Creadores Fantásticos de Boedo o el festival Rojo Sangre más recientemente.
Entre los fanzines y revistas que ha lanzado figuran nombres ya clásicos como THE ARGENTINE SCIENCE FICTION REVIEWOMICRONSPACE OPERACRONICAS GALÁCTICASTHE LONELY ALIEN, y SF, ésta última una revista que comandó a pulso firme y le permitió ganar el premio Más Allá hace unos años.
Sus últimos trabajos fueron como traductor y dirigiendo su revista más ambiciosa: OPERA GALÁCTICA, excelente revista mensual de CF espacial e interplanetaria.

1 comentario:

  1. Acabo de enviarles un mensaje tras ingresar a este blog desde otro lado y con otro fin. Aquí me enteré que Hector ya está conversando con Asimov, Heinlein y, por qué no, Borges. Nos conocimos hace muchísimos años en Buenos Aires, eramos dos pendex fanáticos de la CF. Existía por entonces un pequeño club de CF cuyo nombre no recuerdo; nos reuníamos en una escuela alemana en Buenos Aires (tampoco recuerdo su nombre). Un emocionado recuerdo y hasta que nos veamos en algún Proyectil Dirigido como los de Más Allá.

    ResponderEliminar